goodyear

Goodyear, la historia de la marca de neumáticos que llega hasta la Luna

¿Sabías que el 20 % de los neumáticos de todo el mundo lleva el logo del pie alado de Goodyear? Una marca que es hoy un auténtico referente dentro del mercado de los neumáticos, tanto para turismos como para camiones. Fabricados en 85 fábricas repartidas por todo el planeta y comercializados en 180 países, siendo su sede la misma que eligió hace más de 100 años Frank Seiberling, quien fundó el negocio y terminó convirtiendo a la ciudad de Akron (Ohio, Estados Unidos) en la capital mundial del neumático. En nuestra tienda de neumáticos estamos encantados de poder ofrecerte siempre la mejor calidad y, por eso, comercializamos multitud de modelos de esta reconocida marca.

Origen de Goodyear: primeros años

Para hablar del origen de Goodyear, debemos remontarnos al año 1844. Charles Goodyear había nacido en Connecticut en el año 1800. Tuvo una vida agitada, llena de fracasos y de éxitos. No tuvo mucha suerte como herrero, pero después de una década de duro esfuerzo conseguiría dar con un nuevo método de endurecimiento de goma por medio de azufre. Su idea era encontrar una solución para mejorar la calidad del caucho, de manera que no se volviera quebradizo con el frío y pegajoso y blando con el calor. Es así como inventaría el caucho vulcanizado. Su carrera fue bastante prolífica, registrando nada más y nada menos que 60 patentes, recibiendo numerosas medallas y reconocimientos. Sin embargo, el creador de las bases de la industria de caucho moderna moriría pobre en 1860, dejando una deuda de 200.000 dólares.

Así pues, Goodyear no creó la empresa que lleva su nombre y que fue fundada 38 años después de su muerte, sino que se trata de un homenaje que quiso hacerle su propietario. Seiberling contaba con una pequeña fábrica en Ohio en la que producía neumáticos para carrozas y bicicletas, mangueras para incendios, herraduras para caballos, juntas y fichas de póquer. Su plantilla estaba formada por 13 trabajadores y transportar el caucho y el algodón desde otros rincones del planeta resultaba bastante complicado debido a las carencias que presentaban los transportes, tanto por tierra como por mar. Gracias al caucho vulcanizado de Goodyear conseguiría en pocos meses convertirse en una de las empresas más importantes del sector.

En 1907 Seberling ya contaba con una segunda fábrica en la que producía los neumáticos para el famoso coche de Henry Ford. Al terminar la década, la empresa facturaba ya cuatro millones de dólares al año y sus neumáticos eran utilizados por el 33 % de los vehículos que circulaban por las calles de los Estados Unidos. Y en 1917 la empresa confirmaba la calidad de sus neumáticos mandando un camión a un largo trayecto entre Akron y Boston, constituyendo la primera prueba de este tipo de los vehículos a motor.

Evolución desde la II Guerra Mundial

Sólo una década más tarde Goodyear se erigía como el mayor fabricante de neumáticos y caucho de todo el mundo. Sus productos se encontraban presentes en todos los continentes y su facturación alcanzaba la friolera de 250 millones de dólares. El imparable crecimiento de la marca ni siquiera se vería afectado por el estallido de la II Guerra Mundial. De hecho, supuso una suerte para ella, ya que surtía de chalecos salvavidas, pontones y neumáticos al ejército, entre otros muchos accesorios. Es más, durante estos años, la empresa crearía multitud de patentes de gran relevancia. Y no solamente relacionadas con los neumáticos.

En los años venideros Goodyear pondría a prueba sus neumáticos consiguiendo batir importantes récords, como ser capaz de romper la barrera del sonido a una velocidad de 1.200 km/h. Sin embargo, la Tierra empezaba a quedarse pequeña para la firma y en 1970 aterrizó en la Luna. La nave Apollo 14 iba equipada con neumáticos Googdyear.

En Fórmula 1, 368 victorias en competiciones de motor, 25 títulos de campeonato para conductores y 26 para constructores a lo largo de más de tres décadas son los premios logrados por la marca. A lo que debemos añadir los logros en las carreras NASCAR o en los raids 4×4 Eco-Challenge. Y es posible que no lo supieras, pero los neumáticos que Batman lleva en su Batmóvil son suministrados por Goodyear. Curioso, ¿verdad?

Una respuesta a “Goodyear, la historia de la marca de neumáticos que llega hasta la Luna”

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *