visibilidad en la carretera

Seguridad y visibilidad en la carretera, consejos de conducción

La seguridad y la visibilidad en la carretera son dos factores fundamentales cuando vamos al volante. Y es que de ello depende que lleguemos a nuestro destino sin sufrir ningún percance. Aunque el resto de vehículos que transitan por la vía también son responsables de evitar cualquier problema, lo cierto es que no podemos conducir por ellos y solamente podemos procurar que nuestra conducción sea la más adecuada teniendo en cuenta las condiciones climáticas y de la propia carretera.

Obviamente que nuestro vehículo se encuentre en perfecto estado para salir a la carretera y contar con unos bueno neumáticos reducirá considerablemente las posibilidades de tener un accidente. Especialmente estos últimos, ya que son los que nos mantienen en contacto con la carretera y que, en caso de que las condiciones sean adversas, incrementan nuestro nivel de seguridad. Afortunadamente, en la actualidad es posible comprar neumáticos online y elegir los más adecuados para nuestro vehículo incluso si no tenemos un taller cerca de nuestra casa.

No obstante, aunque tengamos los mejores neumáticos del mercado, es muy importante que tengamos en cuenta algunos factores durante la conducción en función de la situación de la carretera en cada momento, para garantizar nuestra seguridad y la visibilidad en todo momento.

  1. Conducción en autopistas

Conducir por autopista es muy sencillo, pero es importante que no rebases los límites de velocidad, que utilices siempre el intermitente cuando vayas a adelantar y que evites dar volantazos, ya que podrías perder el control del coche y volcar.

  1. Conducción durante la noche

Cuando conducimos de noche, necesitamos un tiempo para adaptar nuestra visión a la oscuridad. Pero además, las luces de la carretera y del resto de vehículos pueden afectar a nuestro nivel de visibilidad en la carretera. En estos casos, es recomendable cambiar el ángulo del retrovisor para evitar los deslumbramientos de los coches que vienen detrás y evitar la luz directa de los coches que vienen en sentido contrario. Por supuesto, es importante que moderes la velocidad, ya que durante la noche, la visibilidad es más reducida.

  1. Conducción con niebla

Es evidente que la niebla reduce el nivel de visibilidad en la carretera. Por esta razón, es muy importante que enciendas las luces de cruce y las de niebla, y que mantengas la distancia de seguridad para tener suficiente tiempo de reacción. Pero además, debes conducir más despacio, especialmente cuando la niebla es muy densa. Respeta los límites de velocidad y evita realizar adelantamientos.

  1. Conducción con lluvia

Cuando llueve, la visibilidad en la carretera también disminuye. Pero además, la vía se vuelve más resbaladiza. Con lo cual, es aconsejable que reduzcas la velocidad, que mantengas en todo momento la distancia de seguridad con el resto de vehículos y que utilices las luces de cruce.

Más información sobre la conducción con lluvia y el aquaplaning

  1. Conducción con viento

El viento puede afectar a la estabilidad del vehículo y que no responda igual a nuestras maniobras. Por eso, es importante que circules a una velocidad moderada. Además, si llevas cargas en el coche, asegúrate de que va bien sujeta.

  1. Conducción con hielo y nieve

Si estás conduciendo por un terreno nevado o helado, es muy importante que arranques progresivamente y de manera suave, evitando pisar a fondo el acelerador. La velocidad debe ser lenta y manteniendo siempre la distancia de seguridad. Utiliza marchas cortas para tener el control del vehículo en todo momento, especialmente en las zonas de pendiente. Cuando tengas que frenar o acelerar, hazlo con suavidad para evitar derrapar o patinar.

¿Cómo afecta el frio a los neumáticos?

  1. Conducción en zonas de montaña

Si vas a circular por vías de montaña, antes de comenzar el viaje, debes asegurarte de que los frenos funcionan correctamente y de que llevas todas las herramientas necesarias para afrontar una avería y un neumático de repuesto. Tampoco está de más llevar un poco de comida, ropa de abrigo y un botiquín de primeros auxilios por si tuvieras algún problema durante el trayecto. Además, antes de salir, infórmate sobre las condiciones del tiempo y de la carretera y opta siempre por la ruta más segura aunque no sea la más corta.

En cuanto a la forma de conducción, ten cuidado en las curvas, sobre todo si no dispones de un buen nivel de visibilidad, toca el claxon en las curvas y jamás aceleres ni adelantes a menos que estés muy seguro.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *