aquaplaning

Aquaplaning, la seguridad de contar con un buen neumático

Ahora que estamos en plena época de lluvias, es importante prever las situaciones de riesgo que puedan poner en peligro nuestra vida y la del resto de pasajeros cuando vamos al volante. Dice el refrán que “nunca llueve a gusto de todos”, pero lo cierto es que en la carretera nadie desea que una buena tormenta termine interrumpiendo su viaje o, lo que es peor, causando un accidente. Es obvio que si conducimos con lluvia, tendremos que llevar una velocidad moderada. Y si las lluvias son intensas o prolongadas también pueden dar lugar a charcos, corrientes de agua o incluso hielo si circulamos por la montaña. Problemas que pueden hacernos salirnos de la vía o chocar contra otro coche debido al efecto aquaplaning.

El aquaplaning es el deslizamiento incontrolado que se produce cuando el vehículo circula por una carretera mojada y los neumáticos no pueden evacuar a la velocidad adecuada el agua del asfalto. Esto hace que delante de la goma pueda formarse una ola y que esa agua pase por debajo, lo que puede provocar una pérdida de adherencia. Incluso, aunque no esté lloviendo, la capa de agua que se forma en la calzada tras la lluvia puede resultar muy peligrosa. Generalmente son más complicados los tramos de calzada que no drenan correctamente, lo que tiene mucho que ver con las condiciones geográficas, como un desnivel o una curva con caída hacia uno de los lados.

Mantenimiento básico del vehículo para evitar el aquaplaning

Como ya sabes, los cuidados básicos de un vehículo no consisten solamente en echarle gasolina y arrancar. Y es que el mantenimiento que le hagamos a nuestro vehículo influirá en su vida útil y garantizará nuestra seguridad al volante. El primer paso para evitar el aquaplaning es contar con unos neumáticos de calidad que se comporten de forma adecuada sobre la carretera mojada. Afortunadamente, cada vez es más fácil comprar neumáticos para coches que ayudan a evitar este problema, ya que los fabricantes se encuentran en constante desarrollo de innovaciones para ello. Un buen ejemplo son los canales y surcos de los dibujos que se diseñan para evacuar el agua lo más rápido posible.

La mejor goma de lluvia debe tener unos surcos anchos para conseguir la mayor evacuación posible de agua. Dichos surcos se distribuyen de forma óptima para lograr que la superficie de contacto sea equilibrada. De esta manera, se logra una mayor resistencia al aquaplaning, sin perder confort ni estabilidad.

No obstante, es importante que mantengan la presión adecuada y que la profundidad del dibujo sea suficiente (nunca inferior a 1,6 mm). De lo contrario, no solamente no nos ayudará a evitar el aquaplaning, sino que además aumentará las posibilidades de sufrirlo. Pero hay que tener en cuenta que, aunque el tipo de goma, los materiales y el diseño son factores muy importantes, a mayor velocidad y menor profundidad de la banda de rodadura, antes perderemos el control del vehículo. Si además la presión no es la adecuada, las posibilidades de sufrir aquaplaning aumentan considerablemente.

Consejos para circular con suelo mojado

Aunque tengamos los mejores neumáticos del mundo y hayan sido revisados para comprobar que se encuentran en perfectas condiciones, hay que tener en cuenta que la conducción que hagamos con suelo mojado también influye. Por eso, es recomendable extremar las precauciones a la mínima señal de que la calzada está mojada, sobre todo si no conocemos la carretera. Por supuesto, debes mantener la distancia de seguridad suficiente con el vehículo de delante y sujetar el volante con firmeza para evitar, en la medida de lo posible, oscilaciones laterales, manteniendo la trayectoria a una velocidad que nos permita girar las ruedas con facilidad en caso de utilizar el sistema de frenado.

No obstante, si a pesar de tomar todas estas precauciones, sufrimos aquaplaning, es importante mantener la calma y corregir la dirección hacia donde el vehículo se está desplazando, es decir, girar hacia el lado contrario. En estos momentos nunca frenes. Aunque parezca extraño, hay que acelerar  para ayudar al vehículo a recuperar la trayectoria. Una vez que hayamos controlado la situación, tomaremos una velocidad moderada que nos permita seguir nuestro camino con seguridad para despejar la zona y evitar un accidente.

2 comentarios en “Aquaplaning, la seguridad de contar con un buen neumático”

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *