coche de segunda mano

En qué debes fijarte si quieres comprar un coche de segunda mano

En los últimos años, debido a la crisis, la venta de coches de segunda mano ha ido en aumento hasta convertirse en la primera opción para muchos compradores. Este tipo de vehículos obviamente son más baratos que los de primera mano, pero encontrar uno que se encuentre en buenas condiciones y a buen precio no siempre es sencillo. Aunque la apariencia sea buena, a veces puede engañar y resulta fácil pasar por alto los defectos mecánicos, especialmente si no entendemos mucho del tema.

Por este motivo, es muy importante tener en cuenta numerosos aspectos antes de tomar la decisión final. De lo contrario, podríamos encontrarnos con más de una sorpresa en el futuro. A continuación te damos algunos consejos sobre los puntos que debes tener en cuenta antes de comprar un coche de segunda mano que te evitarán muchos quebraderos de cabeza y, además, te permitirán ahorrar dinero.

1. Neumáticos

Los neumáticos para coches pueden presentar rajas o grietas por el uso. Pero incluso, aunque no presenten roturas, pueden estar desgastados, deformados o llevar una presión incorrecta. También debemos mirar muy bien la profundidad del dibujo y la fecha de fabricación de los mismos. Si consideramos que no son óptimos para una conducción eficiente y segura, lo mejor es cambiarlos al comprar el coche de segunda mano.

2. Frenos

Fíjate si el freno hace ruidos extraños y si el pedal está excesivamente hundido, y asegúrate de que el freno de mano está lo suficientemente tenso. Los frenos son una pieza clave de la seguridad del vehículo.

3. Suspensión

Es importante comprobar que no haya un balanceo excesivo, ni ruidos metálicos extraños o un desnivel muy pronunciado en la carrocería.

4. Parachoques

Asegúrate de que el parachoques es una pieza original que no procede de otro coche y de que esté bien fijado.

5. Pérdida de líquidos

Uno de los problemas más frecuentes es la pérdida de estanqueidad de los circuitos. Las fugas y manchas de líquido pueden estar relacionadas tanto con el motor como con el circuito de aire acondicionado o con el sistema de frenos. Un coche que se ha ido descuidando puede convertirse en un pozo sin fondo.

6. Motor

Fíjate si al arrancar el coche de segunda mano escuchas ruidos extraños, si hace paradas o si el ralentí es irregular. Los fallos de motor son de los más costosos, por lo que deberás tenerlo muy en cuenta.

7. Tubo de escape

Fíjate si al arrancar el coche, el humo que sale es excesivo ya que puede deberse a fallos en la mezcla de combustible. Además, es importante que se encuentre en buen estado y que no presente grietas.

8. Faros, luces e intermitentes

Aunque los faros pueden cambiarse y no resulta muy costoso, si están en buenas condiciones, mejor para nuestro bolsillo. Fíjate si tienen fisuras o impactos o roturas que hayan podido afectar a la proyección del haz de luz.

9. Cuadro de mandos

Lo primero que debes mirar es el kilometraje del vehículo. Si tiene muchos años y pocos kilómetros, es motivo de sospecha. Lo normal es hacer unos 10.000 km al año. Trucar el cuentakilómetros no es ilegal, pero supone engañar al futuro propietario del coche sobre el estado real del mismo. En este caso, la venta fraudulenta sí constituye delito. Además, debes mirar que no haya luces encendidas que indique un fallo de motor o de algún elemento eléctrico y que al menos tenga combustible para llegar hasta la próxima gasolinera para repostar.

10. Dirección

Es fundamental que la dirección del vehículo esté bien. Las señales de que algo no va bien son una holgura o dureza excesiva, una fijación incorrecta del volante, el paralelo incorrecto y los ruidos en la dirección mecánica y asistida.

11. Carrocería

Pintar y arreglar abolladuras de un coche no es barato. Es importante que antes de comprarlo, te fijes si tienes arañazos, fisuras, señales de corrosión, marcas de posibles golpes y que las juntas de goma estén en buenas condiciones. Si el coche de segunda mano está bien de mecánica y es el aspecto el que falla, siempre puedes rebajar el precio si realmente te interesa.

12. Cristales, lunas y espejos

También debes fijarte en las picaduras o fisuras que sean mayores a 1,5 cm y visibles a 1 m de distancia. Por supuesto, el cristal debe estar bien sujeto. Los descolgamientos pueden resultar muy peligrosos en caso de accidente.

13. Interior del vehículo

Mira si los cinturones funcionan bien y si tienen roturas o cortes o algún fallo en el anclaje. Inspecciona la tapicería para ver si tiene quemaduras o manchas. Todo suma, y arreglar la tapicería supondrá un coste adicional.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *