presion de los neumaticos

Presión de los neumáticos: ¿cómo saber cuál es la adecuada?

¿Sabías que en Europa, cada año se pierden más de 55 millones de neumáticos por una presión incorrecta de inflado? Los neumáticos son un elemento clave en nuestra seguridad al volante. Y es que las ruedas son el único elemento que mantiene el vehículo en contacto con la carretera.

Por eso, es muy importante que los revisemos de vez en cuando para comprobar que se encuentran en buenas condiciones y que están a la presión correcta, sobre todo antes de hacer un viaje largo. Y, en el caso de que estén muy deteriorados, es mejor poner unos nuevos. En nuestra tienda de neumáticos online encontrarás una amplia variedad de neumáticos para que elijas los que mejor encajen con tu coche. En distintos modelos y precios.

Si no lo hacemos, lo único que conseguiremos es que nuestros neumáticos de estropeen más rápido y poner en riesgo nuestra vida, ya que las presiones de aire muy bajas incrementan la distancia de frenada y afectan negativamente a la conducción en circunstancias adversas.

En cambio, si llevamos la presión de los neumáticos, el desgaste será el normal y la conducción será más limpia, cómoda y segura. Una presión correcta nos proporcionará un mejor control del coche, optimizando sus respuestas y su estabilidad, y disminuyendo la distancia de frenado, lo que obviamente hace que la conducción sea más cómoda. Además, el riesgo de sufrir un reventón es mucho menor.

Hay que tener en cuenta que los neumáticos absorben el impacto de los baches e irregularidades de la carretera por la que transitemos. Si la presión es baja, la conducción no será tan cómoda y se generará un desgaste irregular y daños en la estructura de la rueda.

Por otro lado, se reduce el consumo de combustible, el equivalente a dos depósitos llenos al año. Y, al reducir el consumo, las emisiones de CO2 también lo hacen, por lo que seremos más respetuosos con el medio ambiente.

Así pues, aplicar la presión adecuada a los neumáticos es fundamental para disfrutar de una conducción segura y cómoda. Y es que un neumático solamente puede rendir al máximo cuando es caapz de garantizar una estabilidad y una capacidad de carga correctas.

¿Cuál es la presión de los neumáticos adecuada?

Aunque existe la idea generalizada de que la presión de los neumáticos debe ser de unos 2,5 bares, lo cierto es que esto no es completamente cierto. La presión adecuada viene indicada por el fabricante y podemos encontrarla en los documentos de nuestro coche y en el lateral interior de la puerta del conductor.

En el caso de los coches modernos, es aún más fácil averiguarlo, ya que muchos vehículos vienen equipados con sistemas de monitorización de la presión de los neumáticos. Con lo cual, no es necesario comprobarla, sino que las variaciones son comunicadas de manera electrónica mediante el sistema de a bordo.

La presión de los neumáticos se debe revisar al menos una vez al mes, siempre con los neumáticos en frío, ya que el calor aumenta la presión automáticamente, por lo que el dato que obtengamos no será fiable. Pero también, como decíamos antes, deben revisarse antes de hacer un viaje largo.

Si tienes que inflar las ruedas, te recomendamos hacerlo con nitrógeno. Es distinto al aire normal, ya que sufre menor variación del volumen con los cambios de temperatura. Las moléculas son más grandes, por lo que es más difícil que se escapen del interior del neumático.

De esta forma, la presión de los neumáticos se mantendrá constante durante más tiempo y las posibilidades de sufrir un reventón se reducirán considerablemente. Además, el coste de combustible disminuye y se incrementa la vida útil de los neumáticos. Eso sí, si el neumático está dañado, el nitrógeno no ofrece ninguna ventaja en absoluto. No importa si después rellenas las ruedas con aire normal, pero debes saber que el nitrógeno perderá sus propiedades.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *