consumo de gasolina por kilómetro

Cómo saber el consumo de gasolina por kilómetro de tu vehículo

Para medir el consumo de gasolina por kilómetro, los fabricantes de vehículos deben llevar a cabo unas mediciones en base a la normativa europea. El consumo de combustible y las emisiones de CO2 están relacionadas, por lo que a mayor consumo, mayores serán las emisiones de CO2.

El importe de impuesto de matriculación que debemos pagar cuando compramos un coche nuevo varía en función de los gramos de CO2 emitidos por kilómetro, por lo que el precio final del coche dependerá del consumo y de las emisiones. Esto ha hecho que los fabricantes se hayan lanzado a una carrera por intentar que sus coches estén por debajo del límite y que, por tanto, sus vehículos sean más baratos que los de la competencia.

De esta forma, han ido surgiendo nuevas tecnologías para conseguirlo. Pero también se están tuneando los coches para aprovechar los resquicios que tienen las normas de homologación, por lo que los datos de consumo de gasolina por kilómetro de tu vehículo no siempre son aplicables a las condiciones de la conducción en la vida real.

Aunque la mayor parte de los coches modernos incluyen una medida del consumo instantáneo y del consumo medio, estos datos no son del todo fiables. La mayor parte de ellos presentan un parámetro ajustable para que el consumo calculado se acerque más al real. Pero a fin de cuentas depende mucho de la manera de conducir de cada persona, de qué tipo de marchas se usan y de si damos acelerones o frenamos mucho. Y de si conducimos por ciudad o por carretera. Incluso de si tu coche lleva equipados los mejores neumáticos de invierno o si estás conduciendo con los de verano.

¿Cómo calcular el consumo de gasolina por kilómetro de mi coche?

La fórmula para calcular el consumo de gasolina por kilómetro se obtiene dividiendo los kilómetros que hemos conducido entre la cantidad de litros de combustible que hemos gastado. Para que el cálculo sea exacto, lo ideal es llenar el tanque y anotarlo después. A continuación te damos las claves para hacerlo.

1. Llena por completo el tanque

Lo primero que debemos hacer es ir a una gasolinera y llenar el tanque por completo. Es importante que anotes la cantidad de litros para los que el tanque tiene capacidad.

2. Reinicia el odómetro

Después de haber repostado. Es importante que pongas el cuentakilómetros parcial del coche a cero. Una opción con la que cuentan la mayoría de los coches modernos. En caso de que no lo tengas, registra el número de kilómetros que marca el contador antes de ponerte en marcha.

3. Circula con normalidad

Circula como lo harías normalmente y no vuelvas a repostar hasta que la gasolina prácticamente se haya agotado y el indicador de la reserva se encienda. Vuelve a anotar el número de kilómetros recorridos.

4. Vuelve a llenar el tanque

Entonces vuelve a llenar el depósito del coche. De esta forma, ya contaríamos con todos los datos necesarios para poder calcular el consumo de gasolina por kilómetro de nuestro coche. Lo haremos gracias a una sencilla regla de tres. Divide la cantidad de combustible  por los kilómetros recorridos y multiplica el resultado por 100.

Si cuando repostaste el cuentakilómetros marcaba 55.000 km y cuando agotaste el depósito marcaba 55.600 km, resta los números y obtendrás los kilómetros recorridos, que en este caso serían 600 km. Después, has la regla de tres y obtendrás el consumo de gasolina de tu vehículo.

 

Ahora ya sabes cómo calcular el consumo de combustible por kilómetro de tu coche en base a tu estilo de conducción. No obstante, es aconsejable que, para ahorrar en combustible, mejores tu conducción para que sea más eficiente. Y es que no solamente tu bolsillo te lo agradecerá, sino que además, estarás siendo más respetuoso con el medio ambiente al emitir menos CO2 a la atmósfera.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *