tipo de neumáticos

¿Cómo elegir el tipo de neumáticos adecuado para mi vehículo?

Como ya sabes, llevar un tipo de neumáticos de calidad es muy importante para garantizar la seguridad del conductor y de los ocupantes del vehículo. Hay que tener en cuenta que las ruedas son el único punto de contacto del coche con la carretera y si no se encuentran en buen estado corremos el riesgo de sufrir un accidente, especialmente cuando conducimos bajo condiciones climatológicas adversas como la lluvia o la nieve.

En la actualidad, podemos comprar neumáticos para camionetas online o para cualquier tipo de vehículo. El inconveniente es que no podemos verlos en persona, por lo que es muy importante conocer las características de cada tipo de neumático para saber cuáles son los que más nos convienen. La forma del dibujo de su banda de rodadura o el tipo de uso que vamos a darle es algo que debemos tener en cuenta. Por eso, a continuación hacemos un repaso rápido de todos ellos.

Neumático diagonal y radial

El neumático diagonal está compuesto por capas de tejido alternas y cruzadas distribuidas diagonalmente en la carcasa, formando un ángulo de entre 40 y 45 grados. Podemos encontrar desde los que cuentan con entre 6 y 8 capas para turismos hasta los que cuentan con 12 capas para camión. Es el que más se utilizaba desde la década de los 50 hasta que apareció el neumático radial. En este último la armadura del neumático está compuesta por capas de tejido colocadas en forma radial, directamente de un talón a otro del neumático, formando una especia de “tubo” y que se remata en la parte de arriba por telas de cables metálicos cruzadas. De esta forma, se consigue mayor flexibilidad y seguridad. En la actualidad, casi todos los turismos incorporan este tipo de ruedas.

Neumáticos asimétricos y direccionales

La principal diferencia que presentan los neumáticos asimétricos con respecto a los neumáticos simétricos es que tienen un dibujo en la parte interior y otro diferente en la parte exterior. Una parte optimizada para favorecer el vaciado de agua y otra para mejorar el agarre en suelos secos. En el caso de los neumáticos direccionales, encontramos un dibujo en forma de “V” o de flecha, pensado para evacuar el agua, por lo que solamente cuentan con un sentido de rotación. Actualmente este tipo de diseños son muy habituales en los neumáticos de invierno.

Neumáticos de verano, de invierno y “all seasons”

Según en la estación del año que vayamos a usar los neumáticos, deberemos usar neumáticos de verano o de invierno. Pero también podemos decantarnos por los “all seasons” para todo el año. Los neumáticos de verano pueden usarse en cualquier época, pero en invierno es mejor usar neumáticos específicos, ya que mejoran el agarre a bajas temperaturas y favorecen la conducción en suelos nevados. Sin embargo, no son neumáticos solamente para nieve, sino que son los más óptimos en cualquier circunstancia cuando las temperaturas bajan de los 7 grados. Cuando la temperatura exterior no es muy baja y las temporadas de nieve son breves, los neumáticos “all seasons” cumplen perfectamente con su cometido.

Neumáticos de perfil bajo

El perfil de un neumático de la altura que presenta en su flanco y se mide en milímetros. Esta cifra refleja la relación entre la altura y la anchura. Así por ejemplo, en un neumático 205/60 la altura del 60% de 205, es decir, 123 mm. Generalmente se consideran neumáticos de perfil bajo cuando es inferior a 50. Este tipo de ruedas presentan menos deriva, por lo que la precisión en las curvas es mejor. Son los más adecuados para coches deportivos. No obstante, es importante que el perfil no sea demasiado bajo, ya que esto perjudica la conducción.

Neumáticos “tubuless”

No requieren de una cámara interior para encerrar el aire, por lo que no cuentan con cámara, sino con una capa de aislamiento fabricada con un caucho especial, y existe una hermeticidad en la unión del neumático con la llanta.  Empezaron a popularizarse en la década de los 70 y hoy en día ya no se utilizan neumáticos con cámara. Su mayor ventaja es que en caso de producirse un pinchazo, no hay una pérdida de presión repentina. Además, sufren menos problemas de temperatura a velocidades muy altas.

Neumáticos recauchutados

Se trata de neumáticos de segunda mano de los que se ha reaprovechado la carcasa y se ha sustituido la banda de rodadura a través de un proceso muy complejo, que solamente tiene sentido en coches que acumulan muchos kilómetros y que hacen que los neumáticos se desgasten más rápido.

Neumáticos runflat

Los neumáticos runflat son aquellos que cuentan con refuerzos en los flancos y los hombros, lo que les permite rodar una cierta distancia a cierta velocidad sin aire cuando se produce un pinchazo. Sus características hacen que no se deforme completamente al perder presión. Algunas marcas como BMW los utilizan de serie en algunos de sus modelos.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *