pasar la itv

Problemas y soluciones para pasar la ITV con éxito

Para muchos conductores, el procedimiento de pasar la ITV puede convertirse en un pequeño trauma, especialmente cuando se desconoce el funcionamiento de la revisión. Los inspectores de todas las estaciones ITV cuentan con un manual de procedimiento en el que se incluyen todos los puntos que deben revisarse, los mecanismos a seguir y la calificación que deben recibir cada uno de los defectos. Entre ellos, los datos identificativos del vehículo, las emisiones contaminantes, los neumáticos, la suspensión, la dirección, los frenos, la transmisión y el motor.

Una vez que el inspector haya realizado la revisión, el inspector emite un informe en el que se contemplan los fallos que se hayan visto. En el caso de que se trate solamente de fallos leves, la inspección será satisfactoria y de podrá circular, pero deberán ser arreglados para la próxima inspección. En el caso de que sean fallos graves o muy graves, la ITV nos da un plazo de dos meses para volver a pasar la ITV, generalmente en la misma estación.

Por eso, si quieres evitarte el engorro de tener que volver a pasar la revisión y que no tengas problemas al pasar la ITV, es importante que realices una serie de comprobaciones y trucos siempre dentro de la legalidad.

Neumáticos                                                                     

Es importante que, cada cierto tiempo, revises la presión de los neumáticos de tu vehículo ya que, si circulas con una presión no adecuada, pueden producirse desperfectos en las gomas. Para pasar la revisión con éxito, los neumáticos no deben presentar ni cortes ni deformaciones.

Además es importante que la profundidad del dibujo  sea como mínimo de 1,6 mm. Coloca una moneda de euro dentro de la ranura. En el caso de que se vea la parte dorada quiere decir que la profundidad es incorrecta y que tendrás que cambiar las ruedas. De lo contrario, no conseguirás pasar la ITV. Si necesitas cambiarlas, puedes comprar neumáticos para turismo a buen precio en La Casa del Neumático.

Luces

Uno de los motivos más habituales por los que muchos vehículos de nuestro país no han pasado la ITV en los últimos años ha sido por un mal funcionamiento de las luces. La comprobación de las luces no te llevará más de 5 minutos y te ahorrará un gran quebradero de cabeza, ya que si no están bien, tendrás que volver a pasar la revisión.

Suspensión

Tampoco pasarás la ITV si hay defectos en la suspensión. Sabrás si la suspensión está mal si alguna de las gomas de los silentblocks se rompe, ya que provoca ruidos en el interior del vehículo. Para conseguir que la suspensión dure más tiempo en perfectas condiciones, evita pasar a demasiada velocidad por encima de un badén.

Emisión de gases

Aunque nuestro coche cumpla con la normativa de gases, si no lo usamos a menudo o circulamos  solamente por poblado, es normal que acumule “carbonilla”. Para quitársela, te recomendamos que antes de acudir a la estación de la ITV, recorras al menos 20 km en cuarta y que apures las marchas al máximo si tu coche es diesel. De esta forma, mejorarás los niveles de emisión de gases y no tendrás problemas al pasar la prueba.

Cambio de aceite y filtro de aire

Es importante que cumplas con los plazos que establecen los profesionales para realizar los cambios de aceite y filtros, ya que, de esta forma, el propulsor recibirá un aire más puro y se reducirán las emisiones de gases. Esperar más de la cuenta para hacerlo te ahorrará dinero pero, a la larga, resultará perjudicial para el motor de tu coche, lo que puede provocar una avería realmente costosa.

Nivel de líquidos

Comprobar los líquidos antes de ir a la cita de ITV te ahorrará muchos problemas, tanto por el hecho de pasar la revisión como porque puede provocar un importante deterioro del coche y poner en riesgo tu seguridad.

Freno de mano

Para comprobar que el freno de mano funciona correctamente, deberás colocar tu vehículo en una pendiente inclinada. Si echas el freno de mano y el coche no se mueve, quiere decir que está perfecto y que pasará la ITV. De lo contrario, es importante que lo lleves al taller para arreglarlo.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *