qué es el sobreviraje y el subviraje

¿Qué es el sobreviraje y el subviraje?: Todo lo que debes saber

Cuando se habla de la seguridad en la conducción hay dos término que suelen aparecer. Son el subviraje y el sobreviraje. Evitar ambos es clave para una conducción segura ya que en sendos casos se trata de formas de perder el control del vehículo. Te contamos qué es el sobreviraje y el subviraje y cómo puedes prevenirlos. ¡Sigue leyendo!

Qué es el sobreviraje y el subviraje y cómo prevenirlos

Qué es el sobreviraje y el subviraje en términos de conducción

En términos coloquiales cuando te preguntas qué es el sobreviraje y el subviraje la respuesta es «irse de culo» o «irse de morro» que, en realidad, son las consecuencias de ambos.

Se denomina sobreviraje a la situación en la que tiene lugar el derrape de las ruedas traseras y a consecuencia de este se provoca un trompo.

En cuanto al subviraje son las ruedas delanteras las que derrapan. Esto suele ocurrir al tomar una curva en ocasiones en que el coche gira menos de lo que según el giro dado al volante debería. Esto produce el derrape haciendo que el coche tome una mayor abertura en la trayectoria de la que el conductor pretendía ejecutar.

Principales causas del sobreviraje y el subviraje y cómo prevenirlas

Cuando te planteas qué es el sobreviraje y el subviraje la respuesta resumida es que son problemas de seguridad en la conducción remediables. Conociendo las principales causas de estos problemas se puede actuar para tomar medidas que prevengan tanto el sobreviraje como el subviraje.

Presión inadecuada en los neumáticos. Preparar tus neumáticos para un viaje o para conducir por ciudad implica llevarlos siempre a la presión idónea. Esto, además, puede provocar otros problemas de seguridad y de eficiencia en la conducción. ¡Es muy importante que la midas periódicamente!

Elementos de suspensión delanteros y traseros con una dureza  desequilibrada pueden causar, según el caso, sobreviraje o subviraje. Revisa tu vehículo para asegurarte de que esto no ocurre.

Mala adherencia de los neumáticos. Es clave mantener los neumáticos en buen estado para la conducción.

Alineación de la dirección incorrecta. Comprueba esta para descartar problemas por su causa.

Errores en la conducción. Algunos errores o formas de conducir inadecuadas pueden provocar estos problemas. Es importante saber cómo reaccionar ante ellos. Y disponer de unos buenos neumáticos con el agarre y la presión adecuados para poder corregir la conducción.

Debido a la situación de la calzada. Por ejemplo por hielo o nieve en el pavimento. Sobre esto no se puede actuar de forma directa pero si tomar medidas para evitar en la medida de lo posible los efectos del subviraje y el sobreviraje debidos a estas causas. Entre ellos el uso de neumáticos adecuados para cada estación y para la climatología de la zona.

Cómo corregir el sobreviraje

Para controlar el sobreviraje pisa el embrague y con rapidez gira el volante en el sentido en el que está ocurriendo el derrape. Es decir, a contravolante. De este modo los neumáticos se orientarán hacia el lado de la derrapada y así eliminarán las fuerzas del freno motor corrigiendo esa situación.

Seguidamente debes soltar el embrague y pisar otra vez el acelerador. Siempre esto último de forma suave y controlada. De este modo lograrás mantener el coche estabilizado.

Esta maniobra se debe realizar rápidamente pero con suavidad o de lo contrario se podría provocar un trompo.

Cómo corregir el subviraje

Como hemos visto en qué es el sobreviraje y el subviraje este último se da cuando derrapan las ruedas delanteras. Si durante la conducción detectas que esto empieza a suceder debes actuar sin dilación.

Para ello levanta el pedal del acelerador y controla la dirección. En todo momento debes tratar esta con suavidad y deshaciendo el giro. Evita en todo momento una pisada brusca del freno o los efectos del subviraje serán mayores. Actúa con este pero son suavidad, incluso en vehículos con ABS.

Si tu vehículo no tiene ABS da pequeños toques seguidos de freno para simular el efecto de este y lograr que por inercia mejore la adherencia.

 

Ya sabes qué es el sobreviraje y el subviraje y la importancia de unos neumáticos adecuados para prevenir estos y corregirlos cuando son debidos a otras causas. Si debes sustituir tus viejos neumáticos puedes comprar neumáticos baratos en La Casa del Neumático.

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *