qué neumático de invierno elegir

¿Qué neumático de invierno elegir?: Factores a tener en cuenta

Comprar neumáticos de invierno es una magnífica opción para mejorar considerablemente nuestra seguridad al volante en los meses más fríos.

Conocidos también como «neumáticos para la nieve», este tipo de ruedas están diseñadas específicamente para la temporada  invernal y ofrecen muchas ventajas, por lo que son cada vez más utilizadas cuando llega el frío. Y no sólo porque son las mejores para transitar por carreteras nevadas, sino también porque son las que se comportan mejor con temperaturas más bajas.

Gracias a su composición química, las ruedas de invierno logran mantener su flexibilidad a temperaturas por debajo de los 7 grados, justo cuando el resto de neumáticos empiezan a endurecerse y a perder adherencia de manera alarmante; y, por el diseño de su dibujo con canales más anchos, consiguen evacuar el agua con mayor rapidez y de una manera más eficaz.

Provocan un efecto oruga que pellizque sobre la superficie helada o nevada, proporcionando mayor adherencia. La parte que apoya sobre el asfalto es plana y, al cambiar la curvatura, las laminillas se cierran y atrapan la nieve o el hielo. Por esta razón, los neumáticos de invierno funcionan mucho mejor que los neumáticos de verano sobre suelos mojados, helados o nevados.

La cuestión es que, al ser cada vez más populares, ha favorecido que los fabricantes de neumáticos de invierno hayan lanzado una gran variedad de modelos diferentes en los últimos años. Con lo cual, podemos encontrarlos de muchas marcas y medidas diferentes que buscan garantizar una respuesta mucho más óptima de nuestro vehículo en las condiciones adversas del invierno. Esto hace que, a la hora de adquirirlos, muchas personas se preguntan «¿qué neumático de invierno elegir?».

Puedes escoger entre una amplia variedad de neumáticos de invierno online en lacasadelneumatico.com, pero antes vamos a explicarte cuáles son los factores que debes tener en cuenta.

¿Cómo elegir neumáticos de invierno?

Si quieres contar con un juego de neumáticos de invierno y otro de verano, te recomendamos que compres unas llantas básicas de chama en la medida más estrecha que admita tu vehículo y que dejes las llantas de aluminio con neumáticos anchos para la primavera y el verano. De esta forma, te saldrá más económico que desllantar y montar en un único juego de llantas y sacarás el mayor provecho y seguridad a tus ruedas de nieve. A continuación te traemos algunos consejos sobre qué neumáticos de invierno elegir.

Medidas y ficha técnica

Es importante que, antes de escoger tus neumáticos de invierno, leas detenidamente el manual de tu vehículo, ya que en él encontrarás recomendaciones sobre el tipo de ruedas que debes usar y cuáles no son compatibles en función de las medidas de la llanta. En algunos casos puede ocurrir que el índice de carga varíe entre los neumáticos de invierno y los de verano, por lo que es conveniente que te asegures de ello.

Comprueba el dibujo

Aunque la mayor parte de los neumáticos de nieve prolongan el dibujo de la banda de rodadura por los lados, no ocurre en todos de la misma manera. Se trata de un factor muy importante a tener en cuenta, ya que al enterrarse en la rodera de nieve, los lados de la rueda pueden ayudar a proporcionar mayor agarre. Así pues, es fundamental que, a la hora de elegir neumáticos de invierno, te segures de que poseen unas laminillas por el lateral de los tacos.

Además, para mejorar la adherencia al suelo, los canales de evacuación que existen entre los tacos del dibujo son mucho más marcados y anchos, contando con una profundidad de al menos 2 mm más que en otros neumáticos, aumentando así la eficacia con la que las ruedas pueden evacuar el agua y la nieve. Si la profundidad es inferior a los 4 mm, es hora de cambiarlos por unos nuevos.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *